Nuestra cordillera es de una belleza incalculable y siempre sorprendente.
Caminando por el Cajón del Maipo uno se maravilla observando las estructuras de los estratos que se ven en las laderas de las montañas, así como también los cambios de color de las rocas, todo lo cual revela que esas majestuosas montañas son producto de complejos procesos geológicos.
Una muestra de las maravillas que se pueden encontrar es la lava que se observa en la foto, cuya forma le da su nombre: lava almohadillada.
Sin duda estamos caminando sobre volcanes.